El caviar, el petróleo y la geoeconomía

El caviar es reconocido mundialmente como un exquisito manjar. Originalmente, las huevas de esturión era un alimento tradicional de los pueblos que habitaban en las riberas del mar Caspio, hasta que los zares rusos tuvieron noticia de ello y pasó a ser una de las delicatessen de su cocina. A partir de ahí la gente corriente  dejó de comerlo, y hoy el caviar es uno de los iconos del lujo más extravagante, cuyas mejores especialidades proceden del esturión, enorme pez que transita por muchos ríos y muy especialmente por la zonza del Caspio como se ha dicho, y que algunos suponen que a existían en la época de los dinosaurios.

Detrás del caviar hay una historia de complejos intereses que no sólo alcanzan a los países productores del Caspio, sino que llega a Estados Unidos en las riberas de los ríos Hudson y Delaware. Y hoy se venden de varios tipos y características como muestra esta foto que no pretende ser exhaustiva.

Los precios de los de mayor calidad son exorbitantes, especialmente por la casi desparición de los esturiones salvajes. De esta manera, 1 Kg. de caviar ruso Beluga puede llegar a los 6.000 dólares. Un 1Kg. de caviar Sevruga alcanza los 9.500 dólares. Y 1 Kg. de Ossetra más de 50.000 dólares. Y no hablemos de los precios de Beluga cuando se trata de las huevas casi blancas de esturiones viejos que pueden alcanzar los 100 años. En este caso el precio es realmente prohibitivo. Es por ello que el caviar de mayor calidad se envasa en latas de 1 o 2 onzas y sólo se venden en cantidades pequeñas a restaurantes y nunca al por mayor.

¿Y cual es la conexión del caviar con la geoeconomía? El asu

nto tiene que ver con la relación que existe entre el comportamiento de la desaparición de los esturiones del Caspio y su casi exacto comportamiento casino spiele con el llamado pico de Hubbert que se refiere al máximo de producción de petróleo. Un hecho demostrado por varios autores, entre ellos Hugo Bardi.

La curva de Bardi muestra la caída de las capturas de esturión en el Caspio por parte de los productores rusos.

Lo que se asemeja al comportamiento de la producción de petróleo expuesta por este mismo autor.

Una circunstancia que este mismo autor compara con las capturas de ballenas en el siglo XIX.

Un hecho que demuestra como los recursos naturales son finitos y cómo algunos pueden ser reemplazados y otros no. Siendo este caso último el del petróleo, cuya necesidad es y ha sido causa de múltiples conflictos geoeconómicos. El caviar y los esturiones, por su parte, parece que acabarán en factorías. Algunas de ellas en el desierto. Como es el caso de la enorme factoría que se ha construido en Abu Dhabi.

zp8497586rq
Esta entrada fue publicada en Economía, Geoeconomía y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.