Desigualdad en Europa: el estancamiento regional europeo y el caso de España

Cuando se analiza el desarrollo de un país, los parámetros del Producto Interior Bruto (PIB) o la Renta Per Capita o la Paridad de Poder Adquisitivo (PPP) no son totalmente válidos ya que oscurecen las realidades personales y las desigualdades internas dentro de un mismo país.

No hace mucho se publicó el Índice de Competitividad Europea 2013 que contempla la situación regional de Europa y la compara de acuerdo con unos índices cuantitativos en su mayor parte. Todos ellos medibles estadísticamente para asegurar resultados coherentes: unos pilares básicos que son los motores de cualquier economía.Pilares básicos del índice de competitividadLos resultados dan una foto distinta de los que algunos piensan. Las desigualdades internas son tan enormes que existen regiones que tardarán décadas en alcanzar unos niveles de prosperidad similares a los que hoy disfrutan las regiones europeas más avanzadas. E incluso, se podría decir más: algunos no lo alcanzarán nunca. Esto lleva a plantearse, además, otro problema; como es la dificultad futura de atender las necesidades de aquellas regiones que han decidido, por las decisiones políticas locales, quedarse en la vía de la subvención. Llegará un momento en que las políticas llamadas sociales no sean sostenibles económicamente. Algo que llama a la construcción de clusters económicos dentro de la propia Unión Europea.

Volviendo al Índice de Competitividad Regional, lo primero que se observan son las disparidades. La figura siguiente lo muestra con detalle. La zona verde son las regiones más competitivas y por lo tanto más prósperas. Las que se encuentran en rojo o en un fuerte anaranjado están fuertemente retrasadas, lo que también indica sus tasas de desempleo y sus enormes necesidades de financiación pública para sostener a grandes masas de población sin recursos.Regional Competitive Index Europe 2013

Por ejemplo, el paro en España tiene una estrecha relación con la situación competitiva de sus Regiones (Comunidades Autónomas) tal como se puede ver en el siguiente gráfico.Tasa de paro España 2013

El retraso competitivo de algunas regiones españolas presenta un panorama muy complicado hacia el futuro, tal como muestra el siguiente gráfico cuya figura principal se encuentra en un interesante estudio de BBVA Research donde se ha modificado la figura que aparece en el Estudio Europeo de Competitividad Regional para mostrar el esfuerzo de convergencia que sería deseable en España.Situación Regional Competitividad España

Viendo el gráfico, en España (ES), sólo la Comunidad e Madrid (punto rojo), si bien como el resto de Regiones españolas ha caído respecto de la posición de 2010 (6 lugares en este caso), se encuentra en una posición cercana a las Regiones más competitivas de Europa y con mayores posibilidades hacia el futuro. Detrás (puntos azules oscuros hacia abajo) se encuentran ya alejadas: País Vasco (114), Navarra (142) y Cataluña (153). Luego, La Rioja (181), la Comunidad Valenciana (182), Aragón (183), Murcia (192), y Castilla y León (194). Siendo las Regiones más deprimidas: Ceuta (247), Melilla (245), Extremadura (234), Castilla La Mancha (216), Andalucía (213) y Canarias (216). Que demuestran que la convergencia con Europa no se ha logrado después de los esfuerzos realizados en los últimos años donde los Fondos Estructurales se pensaron para ayudar en esa convergencia.

¿A qué se debe este retraso? Sin duda ninguna se trata de un aprovechamiento deficiente de los recursos, muy influido por la situación política e institucional que, como hemos desarrollado en este blog, influye determinantemente en la economía. Se trata de una geoeconomía regional donde la acción política impide la modernización real de las comunidades regionales, fundamentalmente por su excesiva presencia en la vida económica y social que hace mercados ineficientes y muy politizados. Basta leer el libro de Acemoglu y Robinson, ¿Por qué fracasan los países? para constatar este efecto. Algo también tratado en Codicia financiera, especialmente en su capítulo 9: La destrucción de la clase media.

zp8497586rq
zp8497586rq
Esta entrada fue publicada en Economía, Geoeconomía y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.