La salida del círculo vicioso de la economía europea

El último informe económico de la OCDE, OECD Economic Outlook de mayo 2012, pone en perspectiva la importancia de la economía europea en el contexto mundial: si el euro desapareciera, Europa no podría mantenerse políticamente y la Unión Europea se desintegraría, y el desastre económico mundial estaría servido. Sería algo parecido a una guerra mundial, en este caso económica en lugar de bélica. De ahí que Alemania ante la efectiva presión que han puesto España e Italia, con la connivencia de Francia, haya dado el paso de quitar presión a sus socios del sur para salir del atasco. Lo cual, todo hay que decirlo, ha evitado la catástrofe de la caída definitiva del euro como ayer apuntaba Reuters.

No se piense, sin embargo, que desaparecerán las tensiones, ya que Alemania no permitirá perder su supremacía económica, y todo continuará con altibajos hasta que se alcance una unidad fiscal y económica bajo control alemán; lo que comenzará con el control casi total del BCE. Y así las tensiones geoeconómicas seguirán porque detrás de todos estos problemas se está jugando cómo será la Europa de la post crisis, la nueva Europa de los próximos 20 o 30 años.

Ahora, sin embargo, se quitará presión a la deuda sobrenada española y a la italiana, ya que los préstamos irán directamente a las entidades financieras con problemas, en lugar de tener garantías de los Estados, lo que gravaría de manera imposible la deuda pública.

Esto nos lleva a resaltar dos citas del tercer presidente de Estados Unidos, Thomas Jefferson, consideraciones que se encuentran detrás de todos los problemas económicos actuales:

1) “I believe that banking institutions are more dangerous to our liberties than standing armies”. Y

2) “Never spend your money before you have earned it”.

Vayamos ahora a comentar el análisis de la OCDE.

1) El siguiente cuadro representa la visión general y sus proyecciones a corto plazo de Europa comparada con las otras regiones y países que conforman los países de la OCDE. Las proyecciones para 2013 no son muy positivas para Europa: seguirá un corto crecimiento del PIB en la Eurozona (0,9%), aumentará el desempleo (11,1%) y se mantendrá negativa la balanza fiscal (-2%, mejor por supuesto de las de Estados Unidos y Japón), aunque crezca algo la balanza de pagos (1,5% contra 1% en 2012).

Sigamos con esta discusión.

2) Los inversores seguirán penalizando el comportamiento de los bonos a menos que se plantee una unión fiscal en la Eurozona. Una situación que llegará a ser insostenible en algunos países, con lo que seguirán las tensiones políticas y los tira y afloja que estamos viviendo.

3) Veamos la deuda privada. Es el grave problema de los países de la OCDE. Si bien, su análisis nos muestra el extraño comportamiento de los mercados y los movimientos geoeconómicos para presionar a unos países en beneficio de otros. Me explicaré a la vista del siguiente cuadro. La deuda financiera de los países más presionados por los mercados no son los que se encuentran en peores condiciones. Como se puede ver, Alemania, Francia, y sobre todo el Reino Unido en Europa tienen una situación de deuda financiera muchísimo mayor que la española (319,3% Alemania, 335% Francia, 853,7% el Reino Unido respecto de España que “sólo” tiene 239,5%). ¿Por qué los mercados no penalizan al Reino Unido que sigue manteniendo una calificación AAA en Moody's? Obviamente porque las agencias de calificación no son totalmente independientes y porque la geoeconomía hace que el “poder” de unos países en el contexto global favorezca sus mercados financieros aunque su situación sea peor que en otros de su  mismo entorno. Dicho de otra manera: su “softpower” es más potente. Es verdad que en lo relativo a deuda privada no financiera, Alemania y Francia están mejor que España, pero no así el Reino Unido. La explicación de los “ataques” de los mercados contra unos o contra otros viene determinada por el “softpower” de unos y otros. España es indudablemente más débil que el resto de los países de su entorno. Lo mismo pasa con Italia.

4) Un apunte sobre los costes laborales. En España y en Grecia hubo en los años pasados un aumento desproporcionado de estos costes, sobre todo en el sector público. El ajuste ha comenzado, pero será mayor en los próximos años. También se demuestra imprescindible una reforma laboral acorde con la situación actual. Es sorprendente que en Francia o en Italia, por ejemplo, se espere un aumento de los costes laborales.

5) El caso de España. El drama es el paro. Seguirá aumentando. Sin embargo, los ajustes macroeconómicos demuestran que se ganará en productividad. Veanse estos dos cuadros.

La situación macroeconómica en España será muy difícil en 2013. Unos datos, tal como muestra este cuadro: 1) Recesión (-0,8% PIB); 2) Consumo negativo (-2,5%); 3) Paro por encima del 25%; 4) Aumento de la deuda pública por encima del 90% del PIB.

6) Todo lo anterior en un contexto en el que el crecimiento económico mundial mueve hacia el este como se ve en estos gráficos.

Terminamos este blog.

Es el momento de una política de gran altura en Europa para poder adaptarse a estos cambios. Como también se necesitan políticos capaces en España para salir del marasmo económico e institucional en el que se encuentra el país. Lo que nos lleva de nuevo a otras dos citas del presidente americano Jefferson:

1) Politics is such a torment that I advise everyone I love not to mix with it.

2) The man who reads nothing at all is better educated than the man who reads nothing but newspapers.

Serán necesarios importantes cambios y la presencia de gente muy capaz en el entorno político europeo para salir del círculo vicioso en el que estamos.
zp8497586rq
Esta entrada fue publicada en Economía, Geoeconomía y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.