Más sobre el rescate bancario español

Analizar la prensa después de un hecho tan significativo en lo económico como el ocurrido ayer en España puede dar luces aunque no todas de lo que ha sucedido. Veremos en las próximas semanas la realidad de los acuerdos logrados entre el Gobierno español, la Comisión Europea, el BCE, el FMI, Alemania, y el resto de implicados en este asunto (los stakeholders diríamos en inglés). Entre los diversos medios internacionales hemos seleccionado el Wall Street Journal. El francés Les Echos sigue, prácticamente, el mismo guión.

: España solicita ayuda a la UE para la banca. Aparte de comentar lo dicho en la rueda de prensa por el ministro de Economía, Luis de Guindos, comenta:

a) El acuerdo se logró ayer después de días de conversaciones entre España y los funcionarios europeos, lo que culminó en una conferencia telefónica entre los ministros de finanzas europeos ayer sábado por la tarde, donde se llegó al pacto.

b) Los Gobiernos europeos pusieron una fuerte presión a España para acordar un paquete de ayuda a los bancos que han sufrido la bancarrota del sector inmobiliario en España antes de las elecciones griegas el próximo fin de semana ya que temen una nueva ola de agitación en los mercados financieros de la región.

c) España quería minimizar las condiciones de los préstamos y limitar el papel del FMI, buscando enérgicamente evitar que la ayuda se implementara como un rescate al país al igual que ha sucedido con Irlanda, Grecia y Portugal.

d) El FMI ha sido invitado a asistir en la implementación y seguimiento con «informes regulares». Sin embargo,no se pedirá implementar un programa de austeridad macroeconómico más allá de lo hecho hasta ahora. Algo distinto a lo realizado con Portugal, Grecia e Irlanda. El FMI no proporcionará fondos de rescate a España.

e) Una petición formal de España se espera antes del 21 de junio coincidiendo con la reunión de los ministros de Finanzas europeos en Luxemburgo y después de un informe detallado sobre las necesidades de capital de los bancos españoles realizado con apoyo de dos Gobiernos independientes que actuarán como asesores. Todos tienen el interés de que la situación se clarifique antes de las elecciones griegas.

f) El paquete de rescate bancario tiene un techo de 100.000 millones de euros. Los fondos provendrán el mecanismo de rescate europeo que estará operativo en julio de este año (el European Stability Mechanism). El interés a pagar será menor que el precio de mercado. Hoy España está pagando por encima del 6% en su bono a 10 años (cerca del 7% la semana pasada).

g) El préstamo se añadirá a la carga de deuda total de España. Según la información de el Wall Street Journal el Gobierno español no logró que los fondos fueran directamente al capital de  los bancos, lo que habría evitado aumentar la deuda pública (de ahí que sea el FROB quien administre los fondos del préstamo).

Esta es la situación. Faltará saber: 1) el interés a pagar y 2) el efecto que los nuevos 100.000 millones (de ser esa cantidad al final) tendrán sobre la macroeconomía, es decir los nuevos ajustes a realizar. Esto se irá viendo con el tiempo.

Hay que decir, sin embargo, que no había otra opción. La banca española está en una pésima situación. Tiene mucha responsabilidad en ello el anterior Gobernador del Banco de España que indujo fusiones que no debían haberse hecho. La decisión tiene el apoyo del FMI y de la Unión Europea y, dentro de lo malo, es la mejor solución. Un control de la economía por parte del FMI habría sido una catástrofe para España. El problema de fondo es la situación de donde venimos, la herencia recibida de años de no hacer nada. Mucho hemos escrito sobre este asunto en este blog. Este es uno de los artículos.

El hecho es que España es la cuarta economía de le Eurozona según muestra en este gráfico del Wall Street Journal que comentamos y a nadie le interesaba que la situación fuera a peor.

zp8497586rq
Esta entrada fue publicada en Economía, Geoeconomía y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.