El soft power de Anonymous

El 7 de marzo pasado The Guardian informaba que la rama italiana de Anonymous había atacado el portal del Vaticano, alegando la supuesta corrupción de la Iglesia Católica que la llevaba incluso a los tiempos de la Inquisición en el siglo XVI. El portal estuvo inaccesible ese día por la tarde, si bien el Vaticano no culpó a ese grupo de hackers del problema.

En la misma noticia The Guardian aludía a las acciones que el FBI había iniciado en contra de unos individuos que se relacionaban en Estados Unidos con Anonymous y con una hermana de esta organización denominada LulzSec. Un grupo cuyo logo damos aquí abajo y que se denomina a sí mismo como «The world»s leaders in high-quality entertainmente at your expense», lo que les lleva a decir que no atacan a sus supuestos enemigos por dinero, sino que simplemente lo hacen por diversión causando el caos en la red.

Este tipo de grupos es lo que se denomina en inglés un Internet meme. Una suerte de idea o comportamiento que se difunde por la Red de una persona a otra. Gente que comparten una misma forma de pensar y de actuar. Ya sean gestos, formas de vestir, ritos, símbolos, etc. Una suerte de «cultura» a la que se adhieren personas de diferentes ideologías o comportamientos pero que se sienten unidas con una idea. Anonymous apareció en 2003 como un grupo anarquista, sin control.

Muchos han sido los ataques cibernéticos de Anonymous. El 20 de enero pasado, por ejemplo, los problemas del portal del departamento de Justicia americano venían de ataques de Anonymous que protestaban de esta manera contra el cierre de Megaupload. El ataque venía de más de 5.500 personas que usaron un procedimiento llamado LOIC («low orbit ion cannon»). Un software que permite lanzar un trafico masivo de datos en contra del objetivo elegido. Pero ahí no queda: si ponemos en Google «ataques anonymous» aparecen más de tres millones y medio de referencias. Si escribimos «anonymous attacks» aparecen casi 28 millones.

Hace poco me he encontrado en una de mis direcciones de correo electrónico con un correo spam de Anonymous. Es la primera vez que me sucede. El correo en cuestión dice:

Dear Anonymous,

The purpose of this message is to inform you about the Revolution:

OCCUPY HOUSES OF PARLIAMENT IN LONDON ON NOVEMBER 5, 2012.
OCCUPY CONGRESS IN WASHINGTON D.C. ON NOVEMBER 11, 2012.

STOP WAR.
CANCEL ALL DEBT.
REDISTRIBUTE WEALTH.

Please, watch the «Nazi Banksters Crimes Ripple Effect» movie to find out why, how, and to have sound arguments to persuade others. The movie can be easily found with a search engine.

Please, print the flyers at 2012jubilee.info and distribute them.

Please, spread this message and the movie to everyone you know.

-Anonymous

Desconocía que era esto de los Nazi Banksters Crimes Ripple Effect. Y entre los vídeos que se refieren a este tema, este es uno de ellos: verdaderamente sorprendente.

No sé que pasará esos días de noviembre en los lugares donde se pretende la cita de Anonymous, pero se trata, sin duda, de un movimiento a tener en cuenta, particularmente por el secretismo con que actúan los convocantes: nadie sabe quienes son. ¿Qué es lo que está realmente detrás de Anonymous? Nadie lo sabe a ciencia cierta, pero lo que se puede asegurar es que resulta ser un nuevo poder escondido detrás de las redes sociales, especialmente en twitter, donde Anonymous tiene a fecha de hoy 108.134 seguidores, y ellos siguen a 105 (una interesante lista para analizar). Un verdadero poder en la sombra con el que habrá que contar cada día más. Y una nueva forma de poder que, sin duda ninguna, proliferará en el futuro de muchas y variables maneras.

Esta entrada fue publicada en Economía, Geoeconomía y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El soft power de Anonymous

  1. Juan Ignacio dijo:

    Me llego el mismo mail a mi correo… sabes donde se puede ver o descargar ese documental en español o subtitulado correctamente?

Deja un comentario