El nuevo conflicto de las Malvinas

Las islas Malvinas, llamadas Falkland en inglés, constituyen un pequeño archipiélago al sur del Océano Atlántico, en una zona que los argentinos denominan mar Argentino. Un nombre que viene del navegante francés Luis Antonio de Bougainville que estableció allí la villa Port Louis en 1764 y tomó posesión de las islas en nombre del rey de Francia, dándole el nombre de Malouines, derivación del puerto de Saint-Malo de donde era original. El archipiélago consta de unas 200 islas, con dos  principales: la Gran Malvina al oeste y la Soledad al este, con  unos 4.000 y 6.000 Km2, respectivamente.

Las islas, al parecer, no estaban habitadas cuando llegaron los primeros europeos que, se supone, fueron españoles. A finales del siglo XVII el inglés John Strong navegó por el paso que se encuentra entre ellas, dándole el nombre de Falkland Channel, que quedó para los ingleses como denominación para todo el archipiélago. Después de un período en manos francesas, y su paso al dominio argentino al llegar su independencia de la corona española, las islas quedaron desiertas hasta que, en 1833, una fragata inglesa tomó posesión de las mismas en nombre del rey de Inglaterra, quedando desde entonces como protectorado inglés.

El 2 de abril de 1982 el Gobierno militar argentino decidió invadir las islas. Los ingleses respondieron enviando una potente flota que llevó a la rendición de los argentinos allí asentados en junio de ese año. Un país, entonces, dirigido slots por la Junta Militar y aislado internacionalmente. De hecho la cuarta Junta Militar cayó, entre otras cosas, por este motivo en 1983 después de un desgraciado período de brutal dictadura iniciada en 1976.

El 7 de febrero de este año, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció que su gobierno presentaría una protesta ante la ONU debido a la prese

ncia militar de Gran Bretaña en esa zona del Atlántico. Aduciendo que este hecho implicaba un grave riesgo para la seguridad internacional. Quizás dándose cuenta de que  el Gobierno argentino no está ahora sólo como lo estuvo en 1982, y percibe que el caso de las Malvinas puede convertirse en una causa que escapa sus fronteras y tome los visos de una causa latinoamericana.

¿Pero cual es realmente lo que se encierra detrás de la protesta argentina? ¿Es un tema de seguridad o se esconden otros intereses?

Al sur de las Malvinas se encuentra a poca profundidad el llamado Namuncurá o banco Burdwood, en el cual se estima la existencia de un rico conjunto de yacimientos mineros, incluido petróleo. Un recurso económico esencial que encierra la realidad de un conflicto larvado desde hace años.

En 1995, el Reino Unido y Argentina firmaron un acuerdo para explotar las reservas de petróleo de la zona. Unas reservas que se estiman en 60.000 millones de barriles: casi 10.000 millones de metros cúbicos de petróleo, en una zona donde las condiciones atmosféricas hacen muy difícil la exploración y la extracción de crudo, de manera que, hasta ahora, los resultados no han sido aún positivos.

Sin embargo, en septiembre de 2011, saltaba la noticia de que la compañía Rockhopper Exploration, experaba comenzar a bombear petróleo en 2016 , para lo que necesitaba una inversión adicional de unos 2.000 millones de dólares. La compañía estimaba que hay unos 350 millones de barriles esperando ser extraídos, con un pico que estima en 120.000 barriles/día para 2018.

De nuevo el petróleo como base de una disputa económica en otra zona del mundo. Inglaterra ya ha anunciado que para ellos este tema es vital, máxime en la situación económica actual. Argentina trata de involucrar a la comunidad internacional. Veremos cómo se desarrolla este nuevo asunto.

zp8497586rq
Esta entrada fue publicada en Economía, Geoeconomía, Geopolítica y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El nuevo conflicto de las Malvinas

  1. sergio dijo:

    creo que es bastante facil el asunto, en argentina ahora como en el pasado no tenemos poder para detener a los ingleses. ellos van a hacer lo que quieran y solo nos queda aceptar lo que nos digan

  2. Pedro dijo:

    Lamento mucho que los argentinos sean reincidentes con el caso Malvinas, es muy irresponsable de su parte en estos momentos, ¿ que estará escondiendo la Sra. Kichner? De que nos estará distrayendo? Encima los demás países latinos se involucran y boicotean a los Ingleses cuando los argentinos viven maltrántandonos en su país, es de locos apoyarlos!!! Por un capricho absurdo de la Sra. K